31 de agosto de 2015

Huracán David cumple hoy 36 años; uno de los más mortíferos que ha azotado RD

SANTO DOMINGO.- Grandes daños, edificaciones destruidas y un país prácticamente devastado, fueron solo algunas de las consecuencias dejadas por el paso en el país del huracán David.  Hoy 31 de agosto se cumplen 36 años de ese fatídico suceso que dejó cientos de familias a la intemperie y una secuela de fallecidos que aun hoy lloran sus seres queridos.

Con categoría 5 y vientos de 240 kilómetros por hora, este huracán está considerado como uno de los más dañinos de
la historia de República Dominicana  y el Caribe. David encontró en 1979 el escenario perfecto para expandir destrucción y pesar en las familias dominicanas.  

Más de 2 mil personas muertas fue el saldo fatal que dejó en su paso este fenómeno atmosférico, con  más de 600 mil personas sin hogares en ciudades como San Cristóbal, Baní, Azua, el Distrito Nacional, San Pedro de Macorís, Higüey, La Romana, El Seibo y Monte Plata, entre otras comunidades de la geografía nacional.

En un ambiente político tenso con el gobierno de Antonio Guzmán Fernández el huracán David destruyó más del 70 por ciento del sistema eléctrico y ocasionó daños a decenas de acueductos, incluido el de Santo Domingo, además del sistema telefónico.

Hoy el país recuerda ese suceso con temor de que se vuelva a repetir la historia ante una de las temporadas ciclónicas más activas, con pocos huracanes, pero con proyecciones de mucha fuerza.

La Oficina Nacional de Meteorología (ONAMET) ha informado que para esta temporada se esperan los ciclones Ana, Bill, Claudette, Danny, Erika, Fred, Grace, Henri, Ida, Joaquín, Kate, Larry, Mindy, Nicholas, Odette, Peter, Rose, Sam, Teresa,  Wanda.

De estos, tres pudieran alcanzar la categoría de huracán, entre los que se encuentra Fred, según la ONAMET su posición se sitúa al día de hoy en 12.5º norte y 19.0º oeste, a unos 625 kilómetros al sudeste de las islas de Cabo Verde. Se mueve al noroeste a 19 kilómetros por hora. Tiene vientos máximos sostenidos de 65 kilómetros por hora, con rachas superiores y su presión mínima central es de 1005 hectoPascal.Se pronostica para las próximas 12 a 24 horas que continúe con igual rumbo y velocidad de traslación pudiendo ganar algo más en organización e intensidad para convertirse en huracán.

LA PREVENCIÓN ES LA CLAVE

Ante el panorama actual las personas deben mantenerse alerta y seguir las informaciones ofrecidas en cuanto a la posición y trayectoria de este y los demás fenómenos atmosféricos actuales.

Lo importante es no alarmase, pero tampoco bajar la guardia y hacer caso a las medidas de prevención de las autoridades competentes.

POR JEURY FRÍAS BELÉN
Publicar un comentario