28 de agosto de 2015

Santo Domingo se libra de los efectos de Érika

SANTO DOMINGO.-  La ciudad de Santo Domingo y la provincia contigua del mismo nombre, los dos centros poblacionales más importantes de República Dominicana, resultaron levemente afectadas por el paso de la tormenta tropical Erika, mientras el metro de la capital dejó de operar por falta de pasajeros.

Luego de que Erika pasara a unos 75 kilómetros al sur de
Santo Domingo, los efectos adversos se limitan a la caída de varios árboles y postes del tendido eléctrico, según informaron las autoridades municipales.

Desde tempranas horas de este viernes, el Gobierno central dispuso el cierre de ministerios y direcciones generales para que empleados y obreros se trasladaran hasta sus hogares. La docencia también su suspendida hasta el lunes.

El alcalde de la capital, Santo Domingo, reveló a medios de comunicación, que brigadas de ese organismo retiraron de varias vías árboles y algunos postes del servicio eléctrico, resultando el área sur de la ciudad una de las más afectadas.

En similares términos se expresó el alcalde del municipio Santo Domingo Este, Juan de los Santos, al precisar que los vientos de Erika afectaron varios árboles en algunos puntos de esa localidad, capital de la provincia Santo Domingo.

Otro de los inconvenientes resaltados por el edil fue la continua presencia de mozalbetes en la avenida España, que sirve de malecón en ese municipio, con el propósito de bañarse bajo la lluvia y presenciar el alto oleaje que ofrecía el mar Caribe en esa zona.

De los Santos, sin embargo, dijo que la Policía Nacional y la Defensa Civil retiraron a esas personas y acordonaron la zona.

Mientras, los responsables del metro de Santo Domingo decidieron suspender el servicio al final de la tarde, ante la poca afluencia de pasajeros y a un largo apagón que afecta a la capital.

El gerente general del metro de Santo Domingo, Leonel Carrasco, dijo que el número de pasajeros se redujo notablemente tras el cierre de oficinas públicas, de las universidades y escuelas públicas y privadas.

Además, por un prolongado corte en el servicio de energía eléctrica que afecta las zonas de operación de los trenes, lo que obligó a utilizar una planta de emergencia cuyo costo de mantenimiento es muy elevado.

La tormenta tropical Erika impactó hoy el sur-suroeste de República Dominicana con vientos de 85 kilómetros por hora, tras su paso por Dominica, donde causó al menos 27 muertos, y Puerto Rico, donde no dejó víctimas mortales.

El fenómeno afectará en las próximas horas el territorio haitiano, y se prevé que el lunes alcance la Florida, Estados Unidos.EFE
Publicar un comentario