26 de octubre de 2015

Fallece de dengue el conductor juvenil del grupo SIN, Jean Luis

REPÚBLICA DOMINICANA.– El conductor Jean Luis Reinoso, conductor del programa SIN Juvenil perdió la batalla frente al dengue,  enfermedad que evolucionó agresivamente copando su resistencia.

Durante más de una semana estuvo ingresado en la unidad de cuidados intensivos del Centro Médico Moderno, y pese a todo el esfuerzo realizado Jean Luis murió.

Los restos de Jean Luis están siendo velados en  el Jardín Memorial de
la avenida Jacobo Majluta desde las ocho treinta de este domingo  25 de octubre. A partir de este lunes 26 a las diez de la mañana será su sepelio.

En su lecho cumplió  16 años. Llegó a la familia de SIN por iniciativa propia.  Tenía 10 años cuando, a través de un correo, manifestó su interés de integrarse al programa juvenil.   Comenzó realizando una sección deportiva. Era un chico talentoso, aplicado, responsable, y tenía carisma, condiciones que le llevaron a ir asumiendo más responsabilidades hasta asumir la conducción del programa. Manifestó que quería ser periodista, pero también economista. En su cuenta de Instagram habla de su amor por las matemáticas, por la música, por el futbol.  Tocaba guitarra y aspiraba tocar otros instrumentos.  “Yo amo la música, la mejor forma de expresión, el arte más bello”, escribió un adolescente con una madurez que parecía superar su edad.

Jean Luís tocó el corazón de quienes le conocimos. Proyectaba liderazgo  pero era, a la vez, sencillo  y discreto.  Para el equipo de SIN era un compañero, un chico joven con proyectos y metas, abierto al aprendizaje, una tierra fértil, una proyección de futuro.  Pero se ha marchado y eso  entristece a todo el equipo que compartió con él.

Jean Luis era hijo de dos profesionales. Luis Reinoso y Elsa Amarilis Cruz Arias. Tenía 5 hermanos.   Cursaba el tercero de media.

El adolescente perdió la batalla frente a una enfermedad que ha enlutado, según las cifras oficiales, a más de cien familias dominicanas.  En su caso recibió toda la asistencia de rigor pero los mismos médicos refieren un virus muy agresivo que varió su situación como paciente de un estado aparentemente normal a grave en cuestión de horas.

Estamos agradecidos de la vida por la idea que tuvo este jovencito, siendo un niño, de tocar las puertas de SIN para ofrecer su talento, su don de gente y compartir alegrías, entusiasmos y proyectos de un programa dirigido a los chicos de su edad.  Le extrañaremos. Agradecemos a sus padres la confianza que depositaron en nosotros al  dejarnos ser compañeros de su hijo tan pequeño. Lo vimos ir creciendo. Hoy podemos decir que algo suyo seguirá vivo en este equipo. Rezamos para que la paz sea con sus padres, sus hermanos, abuelos y todos sus parientes. 
Publicar un comentario en la entrada