16 de noviembre de 2015

2,379 mujeres fueron asesinadas por parejas o exparejas entre 2000 y 2014

La sicóloga y terapeuta familiar Soraya Lara, durante la charla.SANTO DOMINGO. Desde el año 2000 al 2014 murieron alrededor de 2,379 mujeres en manos de sus parejas o exparejas sentimentales, un promedio de 169 asesinadas por año, de acuerdo con las estadísticas del Patronato de Ayuda a Casos de Mujeres Maltratadas (PACAM).
Los datos fueron ofrecidos por la presidenta del PACAM, la sicóloga y terapeuta Soraya Lara, durante una conferencia ofrecida a
los colaboradores de Max Corredores de Seguros, como parte de las actividades que realiza la empresa con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que será conmemorado el próximo 25 de noviembre.
Lara explicó que “existen diferentes tipos de violencia ejercida por el hombre hacia su pareja: emocional, que comprende todo tipo de humillaciones, desvalorizaciones y actitudes de indiferencia ante las demandas emocionales de la pareja; psicológica, que atenta contra el sentido de la realidad y la moralidad de la víctima, haciéndola dudar de sí misma para que crea que está loca, provocando sentimientos de miedo, vergüenza y culpa; física, que es cualquier acto que provoque o pueda producir daños al cuerpo de la mujer, y económica y patrimonial como formas de ejercer control, distraer y destruir los bienes comunes.
Dijo que otro tipo de violencia y la menos vista es la sexual, materializada en la violación, que constituye uno de los delitos que más traumatizan y humillan a las mujeres.
“Existe un contexto culturalmente socializado que normaliza y justifica el comportamiento del hombre violento o maltratador. Este acude a una serie de maniobras que ejercen sobre sus víctimas como son: la intimidación, amenazas de muerte y quitarle los hijos”, resaltó Lara.
Ciclo de la violencia
La especialista exhortó a las mujeres a mantenerse alertas frente a las señales del ciclo de la violencia intrafamiliar, el cual muestra varias fases, como acumulación de tensión, que se destaca por las micro agresiones en aumento, hasta llegar a la fase de explosión violenta, que puede incluir desde un ataque verbal severo, golpes y hasta la muerte. Otra fase, dijo, es de arrepentimiento o reconciliación, en la que el agresor pide perdón y promete no volver hacerlo, hasta que se inicia el ciclo.
Además sugirió buscar ayuda en una institución o profesional especializada en violencia que ayude a superar el trauma, la depresión y la ansiedad generada, y a recuperar la confianza en sí misma y en su autonomía. También recomendó a las mujeres comprender que tienen derecho a vivir una vida libre de violencia, y reconocer que hay prejuicios y estereotipos que normalizan la violencia, haciéndolas quedar atrapadas en el ciclo de esta.
La presidenta del PACAM, informó a quienes conozcan casos de mujeres víctimas de violencia doméstica que pueden establecer comunicación con el PACAM al número (809)533-1813 para solicitar ayuda.
Publicar un comentario