29 de octubre de 2008

Universidad Autónoma de Santo Domingo

Universidad Autónoma de Santo Domingo
Escudo de la UASD
Lema 'Neo Mundi Decanatus Decana del Nuevo Mundo
Fundación 28 de octubre de 1538
Tipo Pública
Funcionarios 1.563
Rector Dr.Franklin García Fermín
Estudiantes 141.929 (2004)[1]
Localización Santo Domingo, Republica Dominicana
Dirección Ciudad Universitaria, Distrito Nacional
Teléfono 809-535-8273
Sitio web www.uasd.edu.do

La Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) es la única universidad de carácter público en la República Dominicana. Su sede central se encuentra en Santo Domingo de Guzmán, capital del país, y tiene recintos en Puerto Plata, La Vega, Santiago, Higüey, Barahona, San Francisco de Macorís, Mao, Santiago Rodríguez, San Juan de la Maguana, Hato Mayor y Nagua.

Contenido

Historia

La Universidad Autónoma de Santo Domingo fue creada mediante bula papal In Apostolatus Culmine con el nombre de Universidad Santo Tomás de Aquino el 28 de octubre de 1538. El Papa Paulo III estableció con esta bula la que sería la universidad más antigua de América; sin embargo, no obtuvo cédula real hasta 1558.

La universidad pasó de ser un Studium Generale, manejado por la congregación dominicos, a ser el centro de la educación en el nuevo mundo. Mediante la Bula In Apostolatus Culmine, expedida el 28 de octubre de 1538, por el Papa Paulo III, se eleva a la categiría de Universidad el Estudio General que los dominicos regenteaban desde el 1518, en Santo Domingo, sede virreinal de la colonización y el más viejo establecimiento colonial del Nuevo Mundo.

La Universidad de Alcalá de Henares, fue su modelo y como tal fue porta-estandarte de las ideas renacientes que surgían del mundo medieval, del que emergía la España de los días de la conquista.

Se dice que los Jesuitas tramaron esconder la Sanción General del Consejo de las Indias para apoderarse del monopolio en el otorgamiento de grados vaticanos, característica fundamental de una universidad. Esto, en detrimento de la Universidad de Santo Domingo, establecida por la facción de la Iglesia del Convento Dominico

Sin embargo, y aun en caso de no existir la Sanción General en 1538 (aun cuando SÍ existió, solo que solo fue oficializada 28 años más tarde por un comité revisor de documentos antiguos, común en un contexto histórico en el cual los anales históricos tardaban décadas en ponerse al día), en aquellos días no existía una ley escrita definida que requisiere un sello virreinal para poder poner en ejecución una bula papal. Evidentemente la Universidad de Santo Domingo otorgaba grados académicos desde mucho antes que 1551, lo que la categoriza como "universidad", en el sentido moderno del término, mucho antes que las universidades en México o Perú...

La naciente universidad inició sus enseñanzas organizadas en cuatro Facultades: Medicina, Derecho, Teología y Artes, conforme a las normas establecidas en la época para las instituciones similares de la metrópoli. Los estudios de Artes incluían dos modalidades, a saber: el “trivium” que comprendía la gramática, la retórica y la Lógica y el “quadrivium”, que engloba la aritmética, la Geometría, la astronomía y la música.

Aula Magna

Aula Magna en la noche, Universidad Autonoma de Santo Domingo (UASD)

La Ciudad Universitaria comienza a construirse por orden del tirano Rafael Leonidas Trujillo Molina por el año de 1944.

En una amplia área de extensión, cubierta de hermosas arboledas y extensos campos, se construyen las primeras edificaciones desde el Este, hacia el Oeste, o sea, las Facultades de Medicina, Ingeniería, Laboratorios de Ciencias y Biblioteca Central, entre otros y no es hasta el 1955 , el 14 de febrero exactamente, cuando se inicia la construcción del conjunto de edificios que implica las oficinas centrales donde quedarían instaladas la Rectoría, Vicerrectoría Administrativa y la Docente; así como las oficinas del Registro Universitario, las del área financiera y el Auditorio o Aula Magna.

Este salón que es un alarde de arquitectura para la época, se inaugura el 24 de octubre del 1956. Su diseño se atribuye a Denuayer de Segonzac, el mismo arquitecto que diseñó la Basílica de Hjgüey inspirado en la forma del bohío taíno, y los planos fueron realizados por el Ingeniero Guido D' alessandro.

La construcción de la obra se asignó al ingeniero Humberto Ruiz Castillo a un costo de RD$ 545,511.49. La entrada principal se encuentra ubicada hacia el Oeste frente a la Abrahán Lincoln, donde se haya una marquesina que da acceso a una antesala e inmediatamente a unas escaleras de mármol negro que conducen al palco presidencial donde se sentaba el caudillo.

El uso constante de esta sala, deterioró sus instalaciones y no es hasta enero de 1993 cuando se determina su restauración con el apoyo de la Secretaria de Estado de Obras Públicas y Telecomunicaciones a un costo de RD $ 2.3 millones. En este momento se establece para su administración, una Gobernación con oficinas instaladas en la antesala del auditorio. Esta sala alberga 1,278 personas cómodamente sentados porque fue construida cuando la Universidad tenía alrededor de 2,000 estudiantes.

El Aula Magna está en la lista de los edificios que corresponden a la arquitectura del siglo XX y que el Comité Nacional del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (ICOMOS) someterá al Congreso para que sean declarados patrimonio nacional.

En este auditorio concebido para realizar «Actos solemnes, así como actividades que eleven el nivel cultural de la familia universitaria», dirigido hoy por una Gobernación, se mantiene la mística de la razón para la cual fue construido este sagrado recinto.

Desde el año 1997 la matrícula estudiantil sobrepasa los 80,000 estudiantes, eso obliga a seleccionar espacios más grandes para celebrar actividades como el Claustro Mayor y las investiduras, pero se realizan actividades académicas como: reconocimientos a personalidades nacionales y extranjeras, funerales a profesores distinguidos, charlas, conferencias, inauguraciones de congresos científicos, asambleas y otras actividades de excelencia.

En cuanto a las actividades culturales presentamos conciertos, audiciones musicales, presentaciones folklóricas, corales, sinfónicas, solistas, recitales, presentaciones de teatro y ballet y otras que ofrezcan la calidad y nivel que la Gobernación del Aula Magna exige y que sus instalaciones permiten.

Los empresarios, artistas y entidades nacionales e internacionales interesadas en utilizar este espacio, se pueden dirigir por escrito a sus oficinas con un mes de anticipación.

La Gobernación del Aula Magna, con el esforzado apoyo de sus autoridades, está comprometida con la protección de este magno recinto cuidando de sus instalaciones y tratando de mejorar todo lo que en el existe, y en cuanto a las actividades que se presenten, programar espectáculos y actos que le permitan cumplir su misión de difundir cultura para el pueblo, destacando nuestros valores espirituales en bien de la superación cultural de la sociedad y en especial de nuestra juventud estudiosa.

Vicisitudes

En el año 1801 como consecuencia de la ocupación haitiana al país, la Universidad interrumpió su funcionamiento, porque los Dominicos que la regenteaban abandonaron la colonia. Se reabrió en el año 1815, al volver la colonia a la soberanía española, pero a partir de entonces adopta el carácter laico.

Entre el 1815 y el 1821 funcionó bajo el rectorado del Dr. José Núñez de Cáceres. La Universidad vuelve a cerrar sus puertas en 1822 debido a que gran número de sus estudiantes fueron reclutados para el Servicio Militar por orden del régimen haitiano que gobernaba la nación. Con la consumación de la Independencia de la República en 1844, renace en los dominicanos la voluntad de restablecer la Universidad, símbolo de tradición cultural y el carácter propio de la nacionalidad recién adquirida.

Respondiendo a ese reclamo, el 16 de junio de 1859, el Presidente Pedro Santana promulgó una ley que restablecía la antigua Universidad de Santo Domingo, con una composición académica similar a la de las universidades medievales (cuatro facultades: Filosofía, Jurisprudencia, Ciencias Médicas y Sagradas Letras) y como una dependencia del gobierno central a través de la Dirección General de Instrucción Pública y del Secretariado de Estado correspondiente.

Pero por razones de las contingencias políticas, la citada disposición no se ejecutó y la Universidad no se reabrió.

El 31 de diciembre de 1866, se creó, por decreto, el Instituto Profesional, que funcionó en lugar y en sustitución de la antigua Universidad de Santo Domingo.

El día 10 de mayo de 1891, el Instituto Profesional cerró sus puertas, hasta el día 16 de agosto de 1895, que reapareció bajo el rectorado del Arzobispo Meriño.

El 16 de noviembre de 1914, el presidente de la República, Dr. Ramón Báez, quien era también Rector del Instituto Profesional, transforma por decreto al Instituto Profesional, en Universidad de Santo Domingo.

Del 1916 hasta el 1924, la Universidad tuvo que interrumpir su funcionamiento como consecuencia de la intervención Norteamérica.

Durante los 31 años la tiranía del dictador Rafael Leonidas Trujillo, la Universidad de Santo Domingo, como las demás instituciones del país, se vio privada de las libertades más elementales para el cumplimiento de su alta misión, llegando a convertirse en una instrumento de control político propagación de consignas totalitarias, ante cuyo perjuicios nada valieron los escasos progresos materiales que alcanzó la Institución en esos años de gobierno despótico, como fue la adquisición de terrenos y la construcción de la Ciudad Universitaria.

Autonomía y Fuero Universitario

La Ley No.5778 del 31 de diciembre de 1961 dotó a la Universidad de Autonomía. A partir de ese momento comenzó a debatirse por alcanzar el equilibrio institucional y un clima de convivencia que le permitiera desarrollar todas sus facultades creadoras. Pero después de tres décadas sometida a la voluntad férrea de un régimen contrario a toda forma de comunicación humana que no sirviera a sus intereses, fue incapaz, inicialmente, de utilizar la libertad y autogobierno recién adquiridos para desempeñar su misión de servicio par el mejoramiento cultural y económico de nuestro pueblo.

El 17 de febrero del 1962, se eligen las primeras autoridades bajo el régimen de la autonomía.

Facultades

Entra Principal de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)
  • Artes.
  • Agronomía y Veterinaria.
  • Ciencias.
  • Ciencias Económicas y Sociales.
  • Ciencias De La Salud.
  • Ciencias Jurídicas y Políticas.
  • Ingeniería y Arquitectura.
  • Humanidades, entre otras.
Un Edificio de la Facultad de Ciencias Agronómicas y Veterinarias (AgroVet)

Autoridades del período 2008-2011

Rector: Dr. Franklin García Fermín.

Vicerrector Docente: Dr. Iván Grullon Fernández.

Vicerrectora de Investigación y Postgrado: Dra. María Josefina Copplind Arias.

Vicerrectora Administrativa: Licda. Maritza Camacho.

Vicerrector de Extensión: Lic. Rafael Nino Felíz.

Enlaces externos

Publicar un comentario en la entrada