8 de octubre de 2010

Matan a puñaladas dos jóvenes en Higüey; encuentran otro muerto en yipeta


HIGUEY.-  Dos jóvenes de 17 y 19 años fueron asesinados a puñaladas por personas hasta el momento desconocidas, hecho registrado en la salida de Jobo Dulce, al norte de Higüey, reportó la policía esta mañana. 

A media mañana de hoy las autoridades no habían identificados los nombres de las víctimas, pero uno de ellos, el más joven tenían un tatuaje en su pierna izquierda con la inscripción que se le Neno. 

Los cuerpos sin vida fueron examinados y levantados por el médico legista,  Dima Bobea, quien dijo que las heridas fueron mortales. Los cuerpos fueron localizados en los barrios Caraballo y Los Platanitos, en la parte norte de Higüey y los investigadores presumen que fueron asesinados por una misma persona.

Encarnación Meléndez, coronel encargado de la 25 compañía que el primer cadáver fue encontrado en una urbanización en la parte Oeste de la ciudad, por un residente del lugar llamado Johnny Sánchez, quien dio parte a la uniformada, mientras que el segundo cuerpo por un transeúnte de la comunidad de El Jobo.

Más de siete puñaladas presentaban ambos cuerpos, según el parte médico.



Los tatuajes de las víctimas están  en forma de tela de araña con nombres diferentes, el primero tenia el nombre de Neno en la pierna izquierda y el otro en la mana izquierda el nombre de Morena.

La policía investiga el hecho para establecer responsables.

En tanto que fue localizado sin vida en el interior de una yipeta Honda CR-V, G094406, color negra, el nombrado Cristóbal Reynaldo Reinoso, de 35 años de edad.

La víctima era jefe de Chef del restaurant Japonés del Hotel Meliá Caribe, el cual no presentaba signos violencia.
El informe médico preliminar establece que la causa de su muerte se debió a un infarto cardiaco, pero  el cadáver será enviado al Instituto de Patología Forense de San Pedro de  Macorís, para fines de necropsia.

Los cadáveres de los jóvenes acuchillados fueron depositados en la morgue del hospital Nuestra Señora de la Altagracia en Higüey y luego entregados a sus familiares.
Autor: MANUEL A. VEGA y JUAN BAUTISTA R.
Publicar un comentario