21 de mayo de 2016

Gobernadora de EE.UU. prohíbe ley que penaba con cárcel a médicos por abortos


Austin (EE.UU.), 21 may (EFE).- La gobernadora de Oklahoma (EE.UU.), la conservadora Mary Fallin, vetó un proyecto de ley que preveía penas de hasta tres años de cárcel para los médicos que practicaran abortos en ese estado del sur del país.

En un comunicado, Fallin dijo que el proyecto aprobado el jueves en el Congreso de Oklahoma era "impreciso" e "inconstitucional", al
considerar que no tenía ninguna posibilidad de superar a un desafío legal en los tribunales.

Pese al veto, Fallin quiso recordar su compromiso con los valores conservadores y afirmó que desde su llegada a la Gobernación en 2011 ha ratificado 18 proyectos de ley "en apoyo a la vida y a la familia".

Leyes que, según la organización internacional Centro de Derechos Reproductivos, han dejado a Oklahoma con tan solo dos clínicas que practican el aborto en un estado de casi cuatro millones de habitantes.

El proyecto vetado por Fallin, aprobado por una amplia mayoría republicana, preveía penas de entre uno y tres años para los médicos que practiquen un aborto y revocar las licencias del personal que participara en ese tipo de procedimientos.

Se trataba de una norma sin precedentes en Estados Unidos, donde se permite el aborto desde 1973 pero que en los últimos años ha visto como los estados más conservadores han promulgado restricciones, pero no su prohibición.

"La gobernadora Fallin hizo lo correcto al vetar este proyecto de ley claramente inconstitucional y peligroso. Sin embargo, las mujeres en Oklahoma enfrentan increíbles obstáculos para acceder al aborto de una forma legal y segura", afirmó la presidenta del Centro de Derechos Reproductivos, Nancy Northup.

Expertos constitucionalistas habían alertado que el proyecto de ley corría el riesgo de toparse con el bloqueo de cualquier tribunal ya que prohibía de facto el aborto, una práctica permitida en todo el país por el Tribunal Supremo. EFE
Publicar un comentario